image50

Baño de Sonido

El sonido acústico y la música, cuando están en resonancia con las leyes del Universo, son una poderosa fuerza de evolución física y espiritual.


El sonido acústico es vivo. Resuena con los tonos naturales o los armónicos presentes en la naturaleza, no sólo a nivel físico en las células humanas, sino también en los campos sutiles de energía alrededor de las células.


En los baños de sonido te pedimos que estés estirado y relajado para poder recibir el Chi sanador del sonido, ya que son los armónicos que resuenan los que nos hacen entrar en resonancia. Por ello el sonido es muy sutil y meditativo. ¡No se trata de hacer música para los oídos!


De este modo el sonido acústico nos revitaliza y fortalece, además de eliminar los bloqueos que hemos ido acumulando. Nos da fluidez en nuestras emociones más pesadas y nos ayuda también a abrirnos a un nivel más elevado de conciencia. Por eso, tras una sesión uno se siente completamente relajado y mucho más ligero.


Esos sonidos los podemos crear de muchas maneras, con instrumentos de materiales nobles, que evocan los elementos de la naturaleza que forman también parte de nosotros.


También utilizamos elementos simples de la naturaleza, como palos, agua, rocas, etc... Lo importante es que esa vibración sea respirada por nuestras células y cuerpos sutiles. Consiguiendo de nuevo el equilibrio global de nuestro ser.


Según el diseño de la sesión te ofrecemos una experiencia más creativa (viaje sonoro) o un re-equilibrio de chakras (conciertos armonizadores).


¡Ven a probarlos, es una experiencia muy enriquecedora y agradable!